Historia

El Dr. Rodrigo Gámez Lobo, virólogo de plantas y profesor de la Escuela de Fitotecnia (actualmente Escuela de Agronomía) de la Universidad de Costa Rica, fundó el laboratorio de Virología, que luego se convirtió en el Centro de Investigación en Virología y Fisiología Celular, del cual fue su primer director en 1976.

Posteriormente, con el apoyo de otros docentes e investigadores de la Universidad de Costa Rica como el Dr. Pedro León Azofeifa, biólogo celular y molecular de la Facultad de Medicina, Dr. Gabriel Macaya Trejos, biólogo molecular de la Escuela de Química y la Dra. Eugenia Flores, bióloga anatomista vegetal de la Escuela de Biología, se fundó oficialmente el Centro de Investigación en Biología Celular y Molecular (CIBCM) de la Universidad de Costa Rica, el 14 de octubre de 1977 según acuerdo de la sesión 2432 del Consejo Universitario y se ubicó detrás de la Facultad de Medicina.

Colaboraron en su establecimiento la Vicerrectoría de Investigación, el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Tecnológicas (CONICIT) y la Agencia de Cooperación Internacional del Gobierno de Japón (JICA).

El CIBCM nace como un modelo de trabajo interdisciplinario con científicos provenientes de diversas unidades académicas, para dedicarse al estudio de la biología celular y molecular en sistemas de importancia para el ser humano y para promover el desarrollo tecnológico y la docencia.

Inicialmente los principales proyectos del CIBCM fueron sobre estudios en genética relacionados con la enfermedad llamada Sordera de los Monge y el virus del rayado fino del maíz ( Maize rayado fino virus, VRFM).